FANDOM



Cantabria

Saludos mozalbete, hemos visto que muestras interés por unirte a los gloriosos ejércitos de Cantabria. Sigue leyendo las gestas de antaño mientras eres enrolado por la fuerza en el ejercito del Imperio Cántabro.



SPQR ....SENADO Y PUEBLO DE ROMA....EN EL BLOG IMPERIO ROMANO DE XAVIER VALDERAS, MINUSVÁLIDOS EN LIBERTAD

Tus visitas agradan al Senado de Illyricum, sigue leyendo o sus legi te eliminarán



Death-poster-600-1

Este articulo le pertenece a los malditos Lammerhead, sigue leyendo o nuestras fabricas te absorberán y usarán tu cerebro para el funcionamiento de las mismas.


La Locura de Uxor

El mundo de Uxor se hallaba en una importante encrucijada comercial, el mundo asimismo poseía vastas factorías de partes mecánicas imprescindibles para la fabricación de los navíos interestelares, los cuales eran enviados a diferentes puntos de la galaxia haciendo que Uxor fuese popular...

Así como su futuro destino, aparte que era una "Zona de Tranquilidad" en el Inmaterial por lo cual era una parada obligatoria para muchos navíos los cuales también aprovechaban para reparar cualquier imperfecto sufrido durante la travesía.

Esta situación de bonanza, como no podía ser de otra manera, atraía la envidiosa mirada de el Senado de Illyricum el cual repetidas veces había intentado hacerse con tan preciado botín pero su empresa era siempre infructuosa, en esa ocasión las Legii Illyrica habían conseguido apoderarse de importantes nodos de comunicación en el mundo asegurando por primera vez una cabeza de puente estable para sus intenciones; los oficiales cántabros preocupados por esta situación solicitaron apoyo a la CLXVI Flota de Combate, la cual y en teoría habría de romper el cerco y restaurar el orden pero nadie estaba preparado para lo que vendría a continuación: los hasta entonces desconocidos Lammerhead.

Hasta entonces los Brotes Lammerhead habían sido en Mundos Olvidados y zonas de importancia nula las cuales no se echarían en falta, pero el sufrimiento causado por el conflicto atrajo cual faro a tres Brotes de tamaño considerable las cuales destruyeron las flotas en órbita planetaria y procedieron al asalto inmediato del mundo y con ello empezaría una nueva fase del conflicto.

Enemigo Desconocido

Nadie había visto jamás la furia animal, ciega y voraz que impulsaba a estos seres al combate; muchas veces y para su desagradable sorpresa los comandantes atrapados en este mundo veían horrorizados como hospitales de campaña y centros de comunicaciones eran masacrados por unos pocos infiltrados de este nuevo y desconocido enemigo, sembrando el pánico y el caos; demasiado pronto los comandantes antiguamente enemistados decidieron que si no aunaban sus fuerzas serían inexorablemente arrollados por la ingente horda invasora. El combate fue brutal y desgastante haciendo que las factorías, antaño dedicadas a la fabricación de piezas de maquinaria fuesen puestas a producir únicamente armamento, suministros y municiones, pero el estado de sitio al que estaban sometidos hizo mella en los alimentos; pronto escasearon haciendo que se tuviesen adoptar medidas de emergencia, más la situación siguió degenerándose de forma constante: los Lammerhead poco a poco empujaban a los defensores de sus posiciones, y el hambre arreció haciendo que incluso algunos defensores cayesen en la necrofragia al no haber nada más que comer.

El goteo inicial de auxiliadores fue extinguiéndose poco a poco, al tercer mes ya no llegaban ni auxiliadores ni noticias del exterior; el pánico se apoderó de todos, las intentonas de salir para solicitar ayuda eran horrible y brutalmente aniquiladas y el número de defensores disminuía frenéticamente, llegando al punto de poner a niños y ancianos en las fábricas para que la gente que pudiese empuñar armas ayudara en la defensa.

El Principio del Fin

Meses de combate siguieron a la arremetida Lammerhead, estos seres, impelidos por los poderosos Ventrílocuos asaltaban incesantemente las posiciones defensivas de las fuerzas coligadas de Cantabria e Illyricum.

Lentamente pero con certeza los comandantes asumieron su funesto destino y en acto por completo desesperado decidieron sacrificarse si con ello conseguían tiempo para los demás ejércitos, sistemáticamente fueron detonando las fábricas exteriores, una por una sembrando el desconcierto en los Lammerhead y realizando desesperados contraataques que sorprendentemente surtieron efecto parcial: los Lammerhead cedieron terreno, y aunque exahustos y al borde de la inanición, los defensores expulsaron a los Lammerhead de algunas posiciones estratégicas.

Pero su éxito no duraría mucho...

Los Ventrículos hartos de la "pérdida de tiempo" lanzaron un nuevo y devastador ataque sin cuartel, y ahora los agobiados defensores poco pudieron hacer, las posiciones tan duramente ganadas fueron pérdidas en cuestión de horas, algunas de ellas en minutos. Finalmente y viendo que nada se pudo hacer los Comandantes decidieron acabar con todo y con cuantos más Lammerhead se llevaran con ellos mejor: las antiguas turbinas geotérmicas fueron bloqueadas para provocar una explosión que devastó por completo el antiguo casco industrial y abriendo una sima de 8 kilómetros de profundidad.

El resultado de la batalla fue una catástrofe de proporciones apocalípticas: más de 1.000.000.000 de muertos y 5.000.000.000 de "asimilados" como resultado global de la contienda llegado a ese punto.

Las recién nutridas flotas Lammerhelad se dirigían a una nueva orgía de locura...

Semper Bellicosam

Las noticias de la caída del mundo de Uxor se extendieron rápidamente por los territorios illyricos casí tanto como la desaparición del procónsul Aelis Deimidus encargado del Sector y quien se suponía había invadido Uxor meses antes. Ante está inactividad y temiendo una traición por parte del procónsul (no llegó al senado ninguna noticia sobre la muerte de Aelis y los Lammerhead) no se tardó mucho en escuchar en los plenos del Senatus discursos abogando por defender los derechos irrenunciables de la patria al planeta, por ello se decidió sin demora enviar allí un ejército consular.

El plan inicial fue diseñado por el Oficial Rodericus Vicus, con la finalidad de lanzar una invasión de castigo por sorpresa enpleando cono titeres a dirigentes locales pro-illyricos, para así establecer un "gobierno provisional" opositor a la dominación cántabra (la cual aún no se sabia en illyria por que había cesado) y sostenerse en alguna gran ciudad del mundo de Uxor, lo más lejos posible de la capital, la cual los estadistas illyricos suponían aún bajo dominio cántabro, y desde allí lanzar una guerra de guerrillas contra los insurgentes y el gobierno, contando con armas y suministros illyricos. El primer plan de vicus apuntaba a lanzar tres ataques aéreos sucesivos contra las principales ciudades del planeta.

La zona de la invasión sería el continente sur , en un punto cercano a la colmena, atrynity, donde se establecería el "gobierno provisional" auspiciado por Illyricum gracias a que esta localidad tenía suficiente infraestructura para servir a este fin y estaba lo bastante alejada de la capital para soportar las primeras reacciones del gobierno, el cual se creía que todavía existía.

Noticias Lammerhead

Este plan de Vicus fue modificado por decisión de del propio cónsul Marco Fiderus Cenien preocupado por las noticias que traían consigo los pilotos de la Vis Aeris, sobre la inexistencia de tropas cántabras y la enorme cantidad de tropas Lammerhead.

El cónsul tomó entonces la decisión, sin consultar con el senado, de realizar una invasión planetaria a gran escala.

Mors aut Victoria

Tras cuatro o cinco días de preparación durante la madrugada del 17 de Imio se produce el desembarco en el contiene sur de la mayoría de la infantería,quedando solo por desembarcar solo, los Triari, escoltados en todo momento por las naves de combate illyricas y ante escasa resistencia local. Horas después los invasores son transportados tierra adentro para ampliar la zona invadida, con la misión principal de controlar las tres carreteras de acceso al lugar.

Hacia las 06:30 a. m., los aviones Illyricos comienzan a divisar los primeros grupos importantes de Lammerheads acercándose hacia la zona de desembarco.

Al final del día, los 120.000 invasores habían establecido una cabeza de invasión, penetrando hasta 100 kilómetros en tierra firme, tomando las localidades de Sant Blas y El Recuncho, mientras se proyectaban hacia las poblaciones de Joca y Hordes. Pese al avance, las tropas carecían de apoyo aéreo efectivo, en tanto que la zona a abarcar era demasiado grande para tan pocas aeronaves.

  • 18 de Imio

Los combates con los Lammerhead comienzan el 18 de Imio con el empleo masivo de carne nueva obtenida de los antiguos defensores. Las maltrechas tropas de la Legio XIII Fortuna que controlaba las dos carreteras de acceso a la zona de desembarco Alfa es obligada a retroceder hasta la zona de Sant Blas, mientras sigue siendo atacada por contingentes Lammerhead . En la otra zona de desembarco, la zona Landa, las tropas asaltantes, ante su difícil situación por la falta de municiones, decidieron abandonar sus posiciones después del mediodía y dirigirse a la zona Alfa para unirse a los otros miembros de la Legio Fortuna. Al acabar el día, la masa Lammerhead se hizo con el control de la zona de desembarco Landa.

  • 12 de Capadio

Un contingente de tropas hastati y princpes, descubre entre las ruinas de la capital las insignias de las legiones XXXIV Pulchra y la XXVII Respublica junto a diversos cadáveres cántabros e illyricos los cuales parecían dispuestos de tal forma que se observaba que estos soldados no estaban combatiendo sino colaborando. Entre los cadáveres se encontraba el del procónsul Aelis Deimidus.

  • 2 de Gelio

El 2 de Gelio tras conocerse los resultados de la operación del cónsul en el Senatus, este decide relegar del cargo a este, para desgracia de la república, se descubre que del contingente original debido a la ineptitud del cónsul solo quedaban 70.000 soldados y que lo único que se había ganado era un puñado de rocas sin valor alguno. Por lo que el senado decide retirar sus tropas y realizar un bombardeo orbital. Para olvidar el desastre de Uxor.