FANDOM



Vatican

Contemplen al Maximus Fillus Dei en toda su gloria y esplendor; regocijaros en su Santidad y poder pero recuerda extranjero: la más mínima muestra de herejía y sufrirás la pena capital... La Defenestración de la Capilla Vaticana" de La Santa Liga.

Los Custodios del Papa

Helvetici

Estandarte de la Guardia

Los Custodes Helvetici, también conocidos como la Guardia Pontificia, son los guardias personales del Pater Apostolicus y son guerreros a la altura del Eisenkorp ya que ellos no siguen el Proceso Ecuménico si no a El Credo Niceo; una serie de mejoras más profundas y avanzadas las cuales les potencian enormemente, características aumentadas por sus armaduras, las cuales son notablemente superiores a las de sus congéneres los Milites Konstantin.

La Guardia Pontificia es el único cuerpo militar que tiene permiso de estadía en Roma durante los tiempos de paz, por lo cual sus 2500 miembros conforman una curiosa patrulla citadina (pese a que existe un cuerpo policial instituido en la ciudad para tal fin).

Su Historia

Se sabe que iniciaron su creación al tiempo que Konstantin creaba a los Crísmanidos ya que al ser estos un cuerpo más reducido, Konstantin se pudo centrar en hacerles mejores, debido a que serían a la vez su guardia personal.

Konstantin necesitaba gente acostumbrada a la guerra e inicialmente había confiado en mercenarios bien pagados para tal fin, pero tras una serie de campañas desastrosas en los actuales territorios de Cantabria muchos mercenarios desertaron, vulnerando así su protección, y poco se sabe del destino de estos, aunque se rumorea que fueron asesinados, o huyeron para ponerse bajo la protección de otros señores feudales.

Ante este disgusto Konstantin decidió crear a su propia guardia, irreductiblemente leales a su persona y a nadie más; así inició a los Helvetici para tal fin usando el Credo Niceno, dotados de armamento, implantes y equipo nunca antes visto en aquellas regiones. Necesitaba gente de renombre en la guerra, por lo cual eligió a la Confederación Helvética debido a su merecida fama de recios e inquebrantables guerreros, la Confederación como inicio envió a 150 mozos como la primera remesa, jóvenes que habían sobresalido auxiliando en el frente.

Este sería el núcleo de los Custodes.

Tras finalizar su preparación el cuerpo mostró su eficacia en la sonada Batalla de Cadaqués en la cual resistieron por tres horas y en solitario la embestida de la infantería y máquinas de guerra Fez, salvando así la columna de suministros aliada de ser destruida. Esta primera gran victoria convenció a Konstantin de expandir el cuerpo de Custodes a 2500.

Posteriormente Konstantin, gracias al descubrimiento de ciertos experimentos de sus congéneres, logró mejorar su rendimiento y eficiencia llegando a hacerlos tan resistentes que las armas blancas de pequeña envergadura no les hacían el más mínimo daño; gracias a eso finalmente Konstantin podría poner en claro su autoridad sobre los Dux que se la disputaban.

La Dieta de Braganza

Debido a varios intentos de nobles por posicionar a sus hijos para obtener poder dentro de los Milites Konstantin llamó a la Dieta en Braganza para discutir la cuestión, tras semanas de deliberación y ánimos caldeados debido a las reformas propuestas y aceptadas un núcleo de la alta nobleza apodada El Círculo de Asesinos de Augusto cometió un intento de asesinato contra Konstantin; en el cual varios Comtes intentaron acabar con la vida de Konstantin por medio de una emboscada.

Fue una jornada muy caótica en la cual la mismísima vida del Padre de la Fe fue amenazada, pero gracias a la intervención de los Custodes se pudo salvar la situación; el efecto de la crisis fue un tanto inesperado ya que ahora reinaba un clima de temor a la figura de Konstantin quien no dudó en ejecutar a los nobles sublevados en aquella jornada, también se constató la eficacia del cuerpo haciendo que naciera la leyenda de la adusta eficacia de los Helvetici y su lealtad incuestionable a Konstantin. Definitivamente y gracias a estos eventos varios Cardenales y Papas se han cuestionado si Konstantin deliberadamente suscitó ese clima de descontento para poder alardear del cuerpo y usarlo de propaganda a favor de su persona, aumentando aún más su aura divina, pese a las sospechas es indudable que Konstantin supo sacar partido de la situación.

Gracias a los eventos de la Dieta de Braganza Konstantin pudo acusar a más nobles de haberse unido a la causa y ordenó encarcelarlos, quitarles sus propiedades y ejecutarlos para que "sirvieran de ejemplo" consiguiendo de esta forma colocar a leales en posiciones de poder y creando una vasta red de colaboradores suyos.

Consolidación

Tras estos éxitos y lograr consolidar su poder los finalmente decidió retirarse temporalmente a Roma para descansar y terminar de hacer efectivos los edictos que había proclamado.

Durante ese período los Custodes ejercieron como los primeros Eclesiarcas, guiando a la recién creada Ekklesia