FANDOM



Nuevo logo

Este artículo pertenece a los Chatarreros. A su vez, es una excelente publicidad, para que el resto de facciones les echen un vistazo y así sepan que solicitar al grupo nada sospechoso de Doroteas que se hayan realizando actividades nada sospechosas en los suburbios de sus planetas.



Death-poster-600-1

Este articulo le pertenece a los malditos Lammerhead, sigue leyendo o nuestras fabricas te absorberán y usarán tu cerebro para el funcionamiento de las mismas.



SPQR ....SENADO Y PUEBLO DE ROMA....EN EL BLOG IMPERIO ROMANO DE XAVIER VALDERAS, MINUSVÁLIDOS EN LIBERTAD

Tus visitas agradan al Senado de Illyricum, sigue leyendo o sus legi te eliminarán



Images (3)

Bienvenido al exótico y especiado saber de los Baharata, envuelve tus sentidos con la deliciosa mezcla de artículos y arte que tenemos, pero recuerda... Tu serás el siguiente sacrificio a Kali


El Preludio

El Sistema denominado "Saratoyye Perstya" (abreviado como "San Perst") era un nodo importante de obtención de recursos minerales, pero carecía de mundos con capacidad de mantener vida por lo cual Moskva construyó una Estación Habitable para poder controlar el sistema y sus recursos; tras duras negociaciones y una crisis en ciernes evitada por poco gracias a la intervención de la Confederación Baharata Moskva finalmente consiguió hacerse del territorio.

Tras tres siglos de próspera explotación minera, el sistema gozaba de una gran prosperidad gracias a sus vastos yacimientos, pero tras unas desavenencias entre el Graf Filoféi Pereslav y el Jeque Abbas Dael de Qozlo, con motivo de un gravamen lo cual motivó el cese en el envío de especias, causando pronto oleadas de malestar y hastío que tuvieron repercusiones en revueltas e inestabilidad de la colonia; debido a esto se enviaron varios regimientos del cercano mundo de Aran y el conflicto social escaló rápidamente en una auténtica revuelta popular dirigida por Dimitri de Uxkhal.

Los regimientos y las clases altas pronto se vieron aisladas en los más alejados distritos y acuciadas por la falta de suministros; desesperados ofrecieron el control del sistema a cualquiera que les pudiera auxiliar con el sitio; pronto Illyricum y el Rája de Ervadi arribaron con sus fuerzas para hacer valer sus pretensiones y ayudar al Graf en contra de la sublevación, pero su llegada simultánea y malas relaciones precedentes hicieron que las fuerzas liberadoras pronto se enfrascaran en breves, pero arriesgados combates en vez de auxiliar al Graf, estos encontronazos pronto degeneraron en combates regulares entre ambas fuerzas.

Tras un incidente entre los leales al Graf y unidades del Rája provocaron que el último declarase una conquista, a lo que el Procónsul de Illyricum se negó a apoyar y atacó a su antiguo aliado, comenzando una guerra de supremacía entre los dos nuevos litigantes, y tras un intento fallido de secuestro por parte de una cohors illyrica, el Graf comprendiendo su nueva y desesperada situación decidió luchar en solitario con las fuerzas que le quedaban; de la productiva Estación no quedaban más que ruinas y desesperación recurriendo en muchos casos a la necrofagia, el saqueo y la hematofagia para sobrevivir ya que los suministros se habían acabado.

El Sitio se Estanca

Debido a la nueva naturaleza de la guerra los distintos combatientes se atrincheraron en los distintos distritos del mundo, tornando la guerra en una sucesión de golpes de mano, robos y emboscadas continuas aparte de convertirse en una lucha a cuatro bandas:

Los Lealistas al mando del Graf Filoféi Pereslav.

Los Rebeldes al mando de Síndico Dimitri de Uxkhal.

La CXII Legii al mando del Procónsul Cayo Trebonio.

La Sena al mando del Kaamandar Ranjit Ponmundi.

La lucha era muchas veces lenta y penosa, siendo muchas veces llevada en fríos y largos corredores de la Estación, y limitando mucho el uso de armas pesadas por temor a volatilizar alguna sección donde estuvieran; las flotas se enfrentaron constantemente por el dominio del fondeadero de la Estación pero su envergadura más bien pequeña obligaba a los combatientes a retirarse tras sufrir pocos daños, haciendo las batallas muy pesadas y ambiguas, estancando aún más la guerra en la Estación.

En muchas ocasiones se intentaron llevar refuerzos pero la falta de fondeaderos seguros, el inestable frente de batalla y el pillaje constante por parte de todos los bandos imposibilitaba cualquier intento de hacer llegar tanto suministros como refuerzos, y desesperado el Graf contactó con los únicos que decían ser capaces de romper el bloqueo y traer suministros: los Chatarreros.

Así fue como Reikar llegó con intenciones de hacer cumplir el trato y atraído por la singular riqueza del sitio; y decidido a triunfar apoyado por sus bandas de Transfunken se dispuso a expulsar a los invasores...

Pronto llegaron terribles informes de fuerzas desconocidas las cuales arrasaban allí donde llegaban y causaban gran mortandad.

Un Nuevo Litigante