FANDOM



Póstrate ante el Basielus y el Shah del Achae Anat, que los Ahuras y Óptimo iluminen tu camino y te permitan alcanzar la iluminación a través de la lectura del arcano saber
Achae

El Achae Anat es una excentricidad política dentro de una galaxia llena de sistemas políticos extraños, y es el actual foco de atención debido a una serie de eventos, y revoluciones que pueden cambiar las tornas decisivamente.

Anat: Un Choque de Culturas

El Achae Anat es una facción única en su tipo ya que se trata de un sistema de poder sumamente inestable encabezado por dos mayorías étnicas:

  • Zarathusta: los conquistadores nómadas los cuales subyugaron al otrora Basileus Rhomullon.
  • Hellenikos: los habitantes originales de esos territorios.

Existen de igual forma una variopinta colección de minorías étnicas tales como los Miafisitas, Paulicianos, Monofisitas, los Nestorianos y los Bogomilios.

 Cultura Hellenika: Basileus Rhomullon

Organización

Políticas

  • Posición Política: Reaccionarios.
  • Posición Ideológica: Reformismo Radical.
  • Posición Religiosa: Tolerancia.
  • Valor Nacional: Orden.
  • Idea Nacional: Renovatio Imperii Rhomullon.
  • Diplomacia: Abierta.

Cultura Zarathusta: Akaion Akemenes Sasan

Organización

Políticas

  • Posición Política: Descentralización 
  • Posición Ideológica: Status Quo
  • Posición Religiosa: Proselitismo
  • Valor Nacional: Orden
  • Idea Nacional: El Sueño de Ahura Mazda
  • Diplomacia: Aislacionista.

Orígenes

Conocido popularmente como el Achaius (por su fundador "Akai El Victorioso") Anat (Anatkaretzey era la Satrapía de Origen) fue en su origen una Horda Nómada la cual y por  razones de azar se asentó y consolidó en el antiguo Basileus Rhomullon el cual cayó ante su égida tras dos milenios de avances y retrocesos.

Esta conquista traería un fortísimo choque cultural entre las dos culturas crearía una paradoja: tras los primeros 700 años de gobierno Zarathusta una revuelta popular encumbró a un Basileus, el cual y contra lo imaginado gobernó con forzada tolerancia a los dos grupos étnicos más grandes de su territorio los cuales pujaban constantemente por el poder.

El germen de la mayoría de los problemas vinieron de la mano de los primeros conquistadores, los cuales; para poder gobernar concedieron autonomía local y respeto a las costumbres si los habitantes abrazaban la fe Mazdeísta haciendo que grandes bloques de población se pasasen de un día para otro a la nueva fe, pero sin respetar sus elementos culturales y modificándola a su gusto, esto hizo que elementos más conservadores dentro del cúmulo de poder Zarathusta protestasen, creando de este modo e inconscientemente un clima político y social muy inestable, y potencialmente volátil.

Estos problemas acarrearían guerras civiles de proporciones desastrosas para el joven estado, más por su posición geográfica era relativamente inmune a las ansias expansionistas de sus vecinos por lo cual se volcó en un creciente y preocupante aislacionismo el cual poco a poco le fue hundiendo en la procrastinación y el desorden civil, religioso y militar.

Otro problema grave fue que muchos de los conversos, volvían a sus antiguos ritos al cabo de pocos años de practicarlos